Qué hacer para conseguir un buen trabajo?

Encontrar empleo es la meta de todo aquel que está pensando en independizarse de sus padres, obviamente, la mayoría quiere esto luego de pasar su adolescencia y entrar en la edad adulta.  Quienes por el contrario, empiezan desde muy temprana edad a desenvolverse en el campo laboral, no exigen mucho del empleo donde se desarrollan, pues lo ven como algo transitorio que servirá para ocupar de manera productiva el tiempo libre, es decir, los períodos fuera de la escuela y el entretenimiento.

Ahora bien, para quienes han culminado sus estudios universitarios o decidieron no culminarlos pero ya aspiran vivir de sus propios ingresos, seguramente piensan mucho en qué hacer para conseguir un buen trabajo,  dependiendo del país en el que te encuentres, esta tarea puede resultar más o menos sencilla. Hay una gran cantidad de factores a considerar y es importante andar con cautela.

En este post te brindaremos algunas orientaciones que podrán ayudarte a conseguir no solo un empleo cualquiera, sino un buen trabajo.

¿Qué tipos de trabajos podrían definirse como buenos?

Aquellos que te den la oportunidad de crecer

Los trabajos que permiten que evoluciones profesionalmente hablando, brindan grandes oportunidades de crecimiento, con las cuales podrán abrirse también ante ti, mejoras en tu calidad de vida. Por ello, es importante que identifiques si en el trabajo a obtener o en el que ya estás, puedes ir ascendiendo de acuerdo a tu desempeño y dedicación.

Si no es posible por mucho que te esfuerces, ocupar cargos de mayor responsabilidad y beneficios dentro de la empresa, te sentirás estancado en poco tiempo y tu rutina se volverá cada vez más monótona y finalmente, insoportable.

Qué hacer para conseguir un buen trabajo
Qué hacer para conseguir un buen trabajo

Horarios de trabajo bien definidos

Cuando un horario de trabajo no es respetado por los supervisores o coordinadores del departamento en el que trabajes y éstos exceden las jornadas laborales, del tiempo previamente establecido, es una muy mala señal, pues generalmente ese tipo de trabajos suelen ser muy demandantes y aun cuando sean reconocidas las horas extras para el pago total del sueldo mensual, el agotamiento es muy alto.

Lo ideal es que el horario de trabajo se cumpla tanto por el empleado como por el empleador, de manera que ambas partes eviten perjudicarse. Para ello, procura ser puntual y no perder el tiempo cuando te encuentres en tu jornada laboral.

Reconocen tu esfuerzo a través de incentivos

Los miembros de una empresa que aman lo que hacen, no se esfuerzan en cumplir con sus responsabilidades únicamente para recibir incentivos, pero si al hacerlo los reciben, se sentirán aún más motivados a seguir trabajando con dedicación. Estos trabajos son excelentes, porque los empleadores están conscientes de la gran importancia de su capital humano. Generalmente, en estos empleos el ambiente es cálido y el trato entre los miembros del equipo es agradable y respetuoso.

No todos los trabajos son de este tipo, por ello, si estás en uno en el que esto se cumple o estás aspirando a un cargo en una empresa en la que te han planteado la posibilidad de recibir incentivos por tu buen desempeño, puedes estar en presencia de un buen trabajo.

El sueldo y el trabajo se corresponden

Algunos trabajos exigen una gran cantidad de trabajo pero el sueldo no parece estar en proporción con lo trabajado. Este tipo de empleos no es bueno, los empleados suelen sentirse explotados, desmotivados y solo desean cumplir estrictamente con sus horas laborales y las tareas específicas asignadas. No sienten deseos de tomar iniciativas o realizar mayores aportes a la empresa porque se sienten menospreciados.

Es importante identificar este tipo de trabajos pronto y evitarlos puesto que, desmejoran la calidad de vida de quienes los aceptan.

Qué hacer para conseguir un buen trabajo
Qué hacer para conseguir un buen trabajo

Consejos para conseguir un buen trabajo

Antes que nada, te recomiendo chequear la lista anterior para que logres identificar un buen trabajo y puedas postularte en él, descartando aquellos que no cumplen con tales requisitos y podrían representar una gran decepción. Dicho esto, los siguientes consejos pueden serte de utilidad para conseguir el trabajo que deseas.

Organiza un excelente currículo: ordena toda la información referente a tu formación académica; carrera, cursos, talleres, especializaciones y demás, así como, tus experiencias laborales previas, si las tienes.

Revisa en internet las diferentes plataformas online que existen para solicitar trabajo a través de la web, por esta vía solo debes dedicarte unos cuantos minutos a enviar tu currículo y luego, esperar que te contacten.

Selecciona y descarta: cuando revises ofertas de trabajo, procura postularte únicamente para aquellos empleos que realmente se adecúen a tu perfil profesional, descartando aquellos en los que no tienes el conocimiento y las habilidades necesarias, pues de esta forma, perderás menos el tiempo y te evitarás momentos embarazosos cuando comprueben que no tienes lo que el puesto requiere.

Analiza y aclara tus expectativas: al estar dispuesto a conseguir un buen empleo, debes tener muy claro qué tipo de empleo buscas, con referencia a salario, horario, cargo, entre otras cosas que solo tú puedes saber, de acuerdo a tus necesidades. Lo cierto es que, una vez tengas claro lo que deseas, es importante que no aceptes menos, obviamente si lo que tienes en mente es realista y está en conformidad con tus aptitudes.

Si una vez que tienes en mente lo que deseas, aceptas por desesperación un empleo que está muy por debajo de tus expectativas, muy probablemente terminarás frustrado, con mal carácter y cumpliendo tus jornadas de trabajo decepcionado e incluso, deprimido. Por lo tanto, sé firme en tu decisión de encontrar un buen empleo, esfuérzate al máximo por conseguirlo y ¡No aceptes menos!

Si sigues todos estos consejos, pronto estarás trabajando con entusiasmo en tu nuevo puesto. Lo mejor de todo, es que no será en un trabajo cualquiera, sino en uno que te brindará excelentes oportunidades de crecimiento así como, una mejora considerable en tu calidad de vida, a su vez, podrás ir adquiriendo experiencia y sumarás mayores aprendizajes a tu currículo.

Finalmente, habrás iniciado una trayectoria llena de muchos éxitos. Recuerda que inicialmente no vendrá el cargo y sueldo  de un gerente pero por ahora, es solo el comienzo en un empleo prometedor, el ritmo de ascenso lo pones tú, con tu buen desempeño y dedicación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *